Entradas

1881: Irrigación de los Altos de Córdoba

Imagen
 1881: Irrigación de los Altos de Córdoba La escena pasó una tarde del año 1881. Era yo secretario del gobernador de Córdoba, Dr. Juárez Celman. Contestaba en aquel momento su copiosa correspondencia, sentado en su escritorio particular, al lado derecho del zaguán de su casa, situada en la calle Rivera Indarte, en el mismo sitio donde hoy se levanta el casetón de la Dirección de Rentas. Juárez se paseaba en la pequeña pieza conversando con Pablo Lascano, entonces diputado a la Legislatura y director del “El Interior”. A pequeños intervalos se detenía delante del escritorio, y siempre me dispensaba el honor de firmar sin leer la contestación de las cartas. Un indiecito, “Pilosa”, regalo de Alejandro Roca, servía el mate interminable. En estas circunstancias apareció de visita el ingeniero Esteban Dumesnil, que cultivaba con el gobernador una amistad muy afectuosa. Gozaba fama de capaz, honesto y enérgico. Había ocupado posiciones destacadas en la administración nacional, y en aq

1928: El "Yolanda" abre sus puertas

Imagen
 1928: El "Yolanda" abre sus puertas                                                                                    por Jorge Enrique Etchevarne Córdoba, diciembre de 1927   Una carta llegó a la redacción del diario “La Voz del interior”. En su interior, una nota firmada por un tal Ventivoglio Bezzechi, redactada en los siguientes términos   “Me es grato poner en su conocimiento que en los primeros días del mes de enero del año próximo, abriré en la hermosa Villa Carlos Paz, uno de los puntos más preferidos de las sierras de Córdoba por su clima, sus aguas y paisajes, un bar pensión que atenderé personalmente.   Con los conocimientos y la experiencia adquirida en mí larga carrera como “maitre-hotel” del Londres Hotel de la Capital Federal y gerente de otros establecimientos del ramo, sabré, a no dudar, colocar mi negocio a la altura de los mejores de su índole, anticipándole desde ya, que su estadía en mi casa, dada a la atención que desarrollaré, será por demás agradable

1901: "La Saladilla"

 1901: "La Saladilla" o "La otra banda" EN EDICIÓN

1890: Manzanelli, el primer vecino

 1890: Manzanelli, el primer vecino de Los Puentes EN EDICIÓN

LA USINA DE DON CARLOS (PARTE 2)

Imagen
 CONTINUACIÓN                                            por   Jorge Etchevarne   LA USINA DE DON CARLOS SEGUNDA PARTE (CONSTRUCCIÓN Y FUNCIONAMIENTO) //// SE AGILIZAN LAS OBRAS Contando con este necesario aval, nuestro fundador dio impulso a las obras de construcción de la primera usina eléctrica que iluminó las casas del pueblo [1] . En el sitio elegido, se procedió a ensanchar el canal tres metros a cada lado, a lo largo de 150 metros. Dado que la profundidad media era de 1,20 metros, se obtuvo una capacidad de embalse de 1.400 metros cúbicos. La tierra y las piedras extraídas se usaron para nivelar el terreno, emparejar las márgenes, consolidar el entorno, y cimentar las obras complementarias. En la salida se colocó una compuerta principal para cerrar el paso del agua que venía por el canal. Muy cerca de esta, sobre el costado izquierdo del canal, se colocó una compuerta secundaria, más pequeña que la anterior, destinada a evacuar el agua excedente. Ambas eran de chapa de hierro, o

LA USINA DE DON CARLOS (PARTE 1)

Imagen
por Jorge Etchevarne LA USINA DE DON CARLOS PRIMERA PARTE (GESTIÓN POLÍTICA)     Corre el año 1919. Estamos en Los Puentes, o San Roque, depende cómo usted prefiera llamar a este pueblo, ya que los lugareños, los veraneantes  y los extraños, se refieren  a él de distinto modo, aunque su dueño insiste en que debe llevar su nombre: Villa Carlos Paz. Han transcurrido casi 30 años desde aquel día de 1890, cuando se cerraron las válvulas del dique San Roque y las aguas inundaron el valle. El lago que se formó hizo desaparecer un pueblo, condenado de antemano por el progreso, pero le dio nacimiento a otro, cerca de los puentes que se construyeron en 1888 para cruzar el rio San Roque. La gente los conocía como “Los Puentes del San Roque”, y por extensión, el paraje donde se encuentran fue denominado “Los Puentes”. Aquí se radicó, hacia 1893, Carlos Nicandro Paz con su familia, en una casona que construyó frente al camino a Cosquín y a corta distancia del rio. En su primera época, Los Puente